Drtraining

logo_fondo_blanco-transformed-transformed

PERIODIZACIÓN NO LINEAL: ENFOQUE BOTTOM UP VS ENFOQUE TOP DOWN

En el mundo del entrenamiento personal, la búsqueda de métodos efectivos y personalizados que maximicen los resultados es una constante. Algo que resulta esencial para conseguir un buen rendimiento es monitorizar cuidadosamente el progreso del individuo y ajustar las dosis de entrenamiento según su respuesta individual. Esto nos lleva a cuestionar el enfoque tradicional de la periodización y a explorar alternativas más flexibles y centradas en el individuo.

El Enfoque Tradicional: Periodización Top-Down

Hasta hace poco, la periodización tradicional seguía una estructura jerárquica preestablecida, con ciclos de entrenamiento que se planificaban a largo plazo, estableciendo metas y objetivos específicos para períodos fijos. Este enfoque, conocido como «top-down,» tenía la ventaja de proporcionar una visión general del programa de entrenamiento, pero a menudo carecía de la adaptabilidad necesaria para responder a las necesidades cambiantes del individuo.

Un Cambio de Paradigma: El Enfoque Bottom-Up

En contraste con la periodización tradicional, surge una aproximación más dinámica y personalizada: la periodización no lineal o «bottom-up.» Este enfoque se basa en la idea de que el entrenamiento debe adaptarse constantemente a la respuesta individual del sujeto, teniendo en cuenta que los seres humanos son sistemas dinámicos complejos y, por lo tanto, su rendimiento puede verse influenciado por una multitud de factores, como el estrés, el sueño y la alimentación.

¿En qué consiste la Periodización No Lineal?

La periodización no lineal parte de la creación de sesiones de entrenamiento que forman un microciclo. Estos microciclos se desarrollan y ajustan continuamente en función de la información emergente y la respuesta del individuo. Gracias a la monitorización constante, estos microciclos se agrupan en mesociclos y macrociclos, creando una estructura de entrenamiento que evoluciona con el sujeto.

La Importancia de la Flexibilidad y la Individualización

Uno de los mayores beneficios de este enfoque es su flexibilidad. En lugar de seguir una secuencia preestablecida, se adapta en función de cómo responde el organismo ante el estímulo de entrenamiento. Esto significa que cada persona tiene un plan de entrenamiento único, diseñado para maximizar sus resultados y minimizar el riesgo de sobreentrenamiento o estancamiento.

Conclusión

La periodización no lineal representa un cambio significativo en la forma en que abordamos el entrenamiento personalizado. Al centrarse en la respuesta individual y adaptarse a las complejidades de cada organismo, este enfoque bottom-up ofrece la flexibilidad y la efectividad que todos buscamos en nuestro viaje hacia la mejora del rendimiento y la salud.

En resumen, como entrenadores personales, es esencial considerar enfoques más dinámicos y centrados en el individuo, como la periodización no lineal, para lograr resultados óptimos y duraderos en nuestros clientes. La era de la personalización ha llegado, y con ella, nuevas oportunidades para alcanzar el máximo potencial en el entrenamiento personalizado.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?